Mapas mentales: generar ideas; tomar decisiones


Mapas mentales

La teoría de los mapas mentales nos plantea que la mente humana no trabaja de forma lineal, por lo que en algunas situaciones, podemos encontrarnos encorsetados a la hora de tomar decisiones, con el riesgo de que la alternativa escogida no sea la más idónea para la empresa.

La adaptación de los mapas mentales a la toma de decisiones consiste en seguir los pasos de las técnicas más habituales de enfoque tradicionalmente lineal.

Etapas de aplicación de los mapas mentales:

1. Planteamiento del problema

2. Definir los criterios

3. Codificar la información

4. Perfilar el objetivo

5. Desarrollar alternativas

6. Dejar madurar

7. Decidir

8. Validar

1. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

El objetivo es crear una primera visión del problema o tarea a abordar, captando su complejidad y reuniendo todos los datos que creamos necesarios para la toma de una decisión.

Dibujamos un pictograma que colocaremos en el centro del mapa mental. Con ello  simbolizamos, para cada uno de los participantes en su elaboración, la representación mental y personal del conjunto de datos y sentimientos relacionados con la decisión a tomar.

Una vez definido el elementos central, procederemos a dibujar una rama de “alternativas” que recogerá las distintas opciones posibles. A su vez, dibujaremos otra rama enumerando una serie de “ideas” que vienen a nuestra mente. En este punto sólo las anotaremos, no trataremos de organizarlas demasiado.

Lo positivo de este planteamiento, es que no necesitamos conocer todas las alternativas desde el principio, ya que podemos ir depositando nuestro pensamiento libremente en el mapa, añadiendo nuevas ramas.

2. DEFINIR LOS CRITERIOS

En esta etapa definimos los criterios que nos servirán para comparar las alternativas. El trabajo en equipo cobra especial importancia en esta fase. En la práctica, cada uno de los miembros del grupo realiza el proceso de decisión en función de sus propios valores y apuestas; al analizarlos en común, se escuchan a las diferentes partes y se llega a un consenso.

3. CODIFICAR LA INFORMACIÓN

En esta fase de codificación de la información, nos ayudaremos de códigos y colores para identificar los desacuerdos, los estados de ánimo y las preferencias.
Podemos ilustrar el mapa con diferentes tamaños de letra, con signos, símbolos o colores que destaquen la importancia de determinados criterios.

Con esta técnica estamos integrando la dimensión intuitiva y emocional, atenuando su impacto en el proceso global.

Podemos utilizar símbolos o signos para representar las diferencias o preferencias que tenemos para las alternativas, los criterios o las ideas. P.e. un criterio que deba respetarse lo representaremos con signos de exclamación, un desacuerdo con un relámpago, y las preferencias con corazones.

4. PERFILAR EL OBJETIVO

En esta fase intentamos definir el objetivo perseguido con más precisión. No hay que tener prisa por llegar a este punto del proceso, es mejor no realizarlo hasta que ciertas posiciones queden claramente expresadas (en el equipo). Todo ello redundará en un mayor beneficio.

Partimos de la base que tenemos una visión más o menos clara del objetivo; pero puede resultar beneficioso confiar en uno mismo, dejándonos llevar en diferentes direcciones antes de exigir una definición precisa. Con esta manera de proceder, evitamos bloqueos que podrían aparecer desde el principio del proceso de decisión. Además, estamos consiguiendo que el grupo se identifique con el objetivo y su definición.

Al concretar más la definición del objetivo, algunos criterios se precisarán más, algunas alternativas desaparecerán y como consecuencia de visualizar de nuevo el conjunto del problema en el mapa, pueden aparecer otras alternativas.

5. DESARROLLAR ALTERNATIVAS

En esta etapa, el trabajo en el mapa mental continúa, vamos rellenando e integrando gran cantidad de información, tanto factual como personal. Pero todavía podemos afinar más: debemos desarrollar las alternativas concretando sus ventajas e inconvenientes.

6. DEJAR MADURAR

Ahora es el momento de dejar reposar el trabajo que hemos realizado. Sacaremos provecho de ese tiempo de maduración, durante el cual nuestro inconsciente continuará dando vueltas al problema. Es aquí donde nuestra intuición o experiencia debe jugar un papel importante para ayudarnos a evaluar las diferentes posibilidades que se nos ofrecen.

Un nuevo vistazo al mapa seguramente nos provoque nuevas perspectivas, al mismo tiempo que también nos permitirá localizar lagunas o fallos en nuestro razonamiento. Asimismo, deberemos recortar las ramas alternativas cuyos criterios imperativos no se estén respetando. Esto nos permitirá simplificar el proceso de decisión reduciendo su complejidad.

7. DECIDIR

Esta etapa representa el punto más crucial: tomar la decisión adecuada. Para ello tenemos que confrontar las alternativas con los criterios, manteniendo el objetivo en el punto de mira.

La opción más sencilla es realizar una ponderación numérica en la que cada alternativa reciba una puntuación en función de su grado de cumplimiento de los criterios. Se suma el total, y la alternativa que obtiene una puntuación más elevada es la elegida. Mira las valoraciones en el mapa y los puntos que ha conseguido cada alternativa.

8. VALIDAR

En la última etapa cambiamos nuestro punto de vista para validar el razonamiento utilizado.
Volvemos a dibujar el mapa mental, pero situaremos la solución ganadora en el centro de la página y analizaremos nuevamente los objetivos, realizándonos las siguientes preguntas: ¿Qué es lo que vemos?

¿Nos sentimos satisfechos con el razonamiento, la solución y con sus consecuencias?

VENTAJAS DE LOS MAPAS MENTALES

En resumen, podemos decir que el mapa mental aplicado a la toma de decisiones, nos permite:

–Hacer atajos creativos e ir saltando entre las diferentes etapas del razonamiento.

–Favorece la gestión de la emociones, ya que éstas no quedan excluidas del proceso, sino que forman parte de él.

–Podemos incorporar emociones o contradicciones.

–La utilización de la vista, del espacio y la proximidad de las informaciones en el mapa favorecen el surgimiento de la decisión.

Si te ha gustado esta entrada, puede que también te interese:

Aire Acondicionado en Sevilla:

Otra forma de climatizar

www.teleclima.com

Para los amantes de la fotografía:

Curso Básico de Fotografía

About these ads

2 comentarios en “Mapas mentales: generar ideas; tomar decisiones

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s